jueves, 22 de abril de 2010

MI HOY ES HOY Y ESPERO CON FE EL MAÑANA.

Sigo pensando para mis adentros,
en que momento de la vida di semejante cambio.
No quiero por eso decir que ahora,
soy el mejor sobre la tierra, pero sí
que a los 50, he madurado los sentimientos.
Ö tal vez reconozco en ellos,
lo mejor de cada uno.
No hace mucho tiempo, explotaba ante cada
dificultad, y hoy por el contrario
me tomo un tiempo, y devuelvo una sonrisa
al hecho consumado, aceptando que cada
cosa sucede porque así debe ser.
Está en mi el cambiar los hechos malos
por experiencias buenas, por saber entender el
destino de las cosas, y darle a cada uno la importancia
que ellos merecen.
Reiterar en tiempo y espacio, que esto ó aquello
no es lo que queremos, no cambiará en nada, sino
hacemos algo para que cambie.
Hoy me siento pleno, hoy es hoy, y lo estoy viviendo.

miércoles, 21 de abril de 2010

"ASI AMO YO A MI ESPOSA"

Era una mañana agitada, eran las 8:30 cuando un señor mayor, de unos 80 años, llegó al hospital para que le sacaran los puntos de su pulgar. El señor dijo que estaba apurado y que tenía una cita a las 9:00 am.

Comprobé sus señales vitales y le pedí que tomara asiento, sabiendo que quizás pasaría más de una hora antes de que alguien pudiera atenderlo. Lo ví mirando su reloj y decidí, que ya que no estaba ocupado con otro paciente, podría examinar su herida. Durante el examen, comprobé que estaba curado, entonces le pedí a uno de los doctores, algunos elementos para quitarle las suturas y curar su herida.

Mientras le realizaba las curaciones le pregunté si tenía una cita con otro médico esa mañana, ya que lo veía tan apurado.
El señor me dijo que no, que necesitaba ir al geriátrico para desayunar con su esposa. Le pregunté sobre la salud de ella.

Él me respondió que ella hacía tiempo que estaba allí ya que padecía de Alzheimer.
Le pregunté si ella se enfadaría si llegaba un poco tarde.

Me respondió que hacia tiempo que ella no sabía quien era él, que hacía cinco años que ella no podía ya reconocerlo.
Me sorprendió, y entonces le pregunté, '¿Y usted sigue yendo cada mañana, aun cuando ella no sabe quien es usted?'.


El sonrió
y me acarició la mano.


'Ella no sabe quien soy,

pero yo aún se quien es ella.'



Se me erizó la piel y tuve que contener las lágrimas mientras él se iba, y pensé:

'Ése es el tipo de Amor que quiero en mi Vida.'

El Amor Verdadero no es físico, ni romántico.


El Amor Verdadero es la aceptación de todo lo que es, ha sido, será y no será.



Con todas las bromas y cosas divertidas que hay en los e-mails, a veces viene uno que tiene un importante mensaje. Éste es uno que creo puedo compartir contigo.


La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo;
ellos sólo hacen todo lo mejor
que pueden.


Yo espero que compartas este mensaje con alguien a quien quieras.
Yo lo acabo de hacer.


'La vida no se trata de cómo sobrevivir a una tempestad,
sino cómo bailar bajo la lluvia.

martes, 13 de abril de 2010

EL HIJO DE HERNANDEZ by EL CUARTETO DE NOS.

Soy quien soy,
No preciso identificación.
Se bien de donde vengo y donde voy.
Porque soy lo que soy, y no quien quieras vos.

Usted me confunde y no se que pretende
Ya le explique pero se ve que no entiende
Y esa equivocación es un error grande.
Yo no soy el hijo de Hernández.

Que me importa que diga ese papel
No tengo nada que ver con el
No voy a mentir aunque me lo demanden.
Yo no soy el hijo de Hernández.

Usted se piensa que soy cínico
Que culpa tengo yo de la casuística
Si mi apellido es idéntico
Es lógico dice la estadística.

No me siga, ni me pida
Que sea cómplice en tu mentira

Soy quien soy,
No preciso identificación.
Se bien de donde vengo y donde voy.
Porque soy lo que soy, y no quien quieras vos.

Mi personalidad no va a cambiar
Porque alguien diga como tengo que actuar
Pero yo no permito que a mi nadie me mande
Yo no soy el hijo de Hernández.

No voy a ser otro porque a usted le conviene
Aunque mi declaración me condene
Se quien soy y ande donde ande
Yo no soy el hijo de Hernández.

No entiendo nada de genética
Pero aun no soy tan esclerótico
Como para creer que soy la replica
De mi trágico árbol genealógico

No me siga, ni me pida
Que sea cómplice en tu mentira

Soy quien soy,
No preciso identificación.
Se bien de donde vengo y donde voy.
Porque soy lo que soy, y no quien quieras vos.

Yo no soy el hijo de Hernández.
Yo no soy el hijo de Hernández.

Se de donde vengo, se donde voy
Por eso se donde estoy, no me avergüenza lo que soy
Se cual es mi lugar y adonde pertenezco
Lo que no me corresponde y lo que merezco
Soy sangre de mi sangre y soy mi costumbre
Mis hábitos y códigos y mis incertidumbres
Soy mis decisiones y mis elecciones
Soy mis acciones, solo y en la muchedumbre
Soy mis cadencias y mis creencias
Soy mi materia y mi esencia
Soy mi presencia, mi ausencia, mi conciencia
Y mi experiencia, soy mi procedencia
Soy mi pasado y mi vigencia
Soy mi herencia y mi experiencia
Y esta vivencia es la referencia
Con otros me une y me diferencia
Por eso no pido que mi camino desande
Seguiré erizando aunque me desbande
Que mi voz rebote contra los Andes
Yo no soy el hijo de Hernández.

No, no soy el hijo de Hernández…
No, no soy el hijo de Hernández…
No, no soy el hijo de Hernández…
No, no soy el hijo de Hernández…

Soy quien soy,
No preciso identificación.
Se bien de donde vengo y donde voy.
Porque soy lo que soy, y no quien quieras vos.